11 de feb. de 2008

HEMORRAGIA NASAL

LA HEMORRAGIA NASAL.

Responde a un sangrado que se produce por la nariz, el cuál suele ser muy frecuente. Siendo las principales causas traumatismos nasales, o en la cabeza, rinitis, o respiración de aire excesivamente seco.

El sangrado nasal puede proceder del tabique nasal, el cuál suele ser fácil de parar.
O puede proceder de áreas más profundas de la nariz, por lo que estos sangrados, que son menos frecuentes, son mucho más difíciles de cortar.

¿QUÉ DEBEMOS HACER ANTE HEMORRAGIAS NASALES?

Tenemos una mala costumbre a la hora de intentar cortar una hemorragia nasal y ésta es reclinar la cabeza hacia atrás, y es una cosa que NO debemos hacer, pues de esta forma no se favorece al corte de la hemorragia.
- debemos sentarnos o quedarnos de pie y NO echar NUNCA la cabeza hacia atrás.
- Taponarse la nariz con el índice y el pulgar y respirar a través de la boca durante 5 ó 10 minutos, lo que permitirá que pare el flujo de sangre.
- Empapar un trozo de algodón con agua oxigenada e introducirla en la fosa nasal sangrante.
- Si el sangrado no para en 10 ó 15 minutos, habrá que buscar de forma rápida asistencia médica, para no pasar a un riesgo mayor.